La boda de mi hermano pequeño.

Hay muchas razones por las que una boda se puede convertir en un acontecimiento especial, pero muy pocas por las que la misma puede ser considerada como la boda del año. En este caso creo que no me equivoco si digo que hacía muchos años que no asistía a una celebración como la de ayer.

Pero no os aburriré con detalles, a pesar de que ellos fueron en muchos casos los auténticos protagonistas. Ya lo decía W. Churchill, “la suerte es el cuidado de los detalles“, y nada se dejó a la suerte, todo estaba pensado.

Hoy nada más importa, solamente que ellos sean felices. Larga vida a la familia Colón de Carvajal Prado Lacoste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑