Vistiendo a mi manera.

Como muy bien dijo Claudio del Castillo el otro día en su blog, The Red Shocks, empieza la temporada de bodas, bautizos y comuniones (BBC). Los que de vez en cuando me leéis sabréis que no soy demasiado fan de este tipo de eventos, sino más bien todo lo contrario. De hecho, ya desde el año pasado, he optado por acudir a dichos compromisos sociales con una indumentaria, cómo diría yo, menos formal y más actualizada.

Ayer tuve la primera boda de la temporada. Buen tiempo, gente joven y, sobre todo, muchas ganas de pasármelo bien. Sin embargo, tenía un problema todavía por resolver, me vestía a mi manera o respetaba escrupulosamente el desss code de este tipo de acontecimientos? Haciendo gala de mi cabezonería, decidí que salvo que en la invitación especificaran el código de vestimenta del evento, iría como me diera la gana.

Así pues, ni corto ni perezoso escogí mis monkstrap color burdeos, pantalones gris marengo de Silbon, tirantes azuzones de Harry’s, camisa bespoke, corbata, chaqueta y pañuelo de Hackett. El resultado, algo así como un estilo que podríamos denominar como sport-sofisticated. Sinceramente, y dicho sea de paso, disfrazado para una ocasión como esa pero al fin y al cabo a mi manera en un contexto que yo definiría como sin reglas.

No me mal interpretéis, no pretendo aquí hacer apología de nada, ni mucho menos, pero cada vez me doy más cuenta de la poca importancia que la gente le da a la forma de vestir, sobre todo en acontecimientos sociales donde ésta cobra algo más de importancia. Y quizá sea bueno, no digo que no, liberarse de ese lastre a veces tan pesado que nos impide ponernos unos mocasines castellanos con un traje impecable. Sin embargo, hay una delgada línea roja que ninguno de nosotros debemos pasar, porque lo que hoy no está mal visto, con el tiempo parecerá normal y, finalmente, incluso gustará. Yo solo aviso.

Anuncios

4 comentarios sobre “Vistiendo a mi manera.

Agrega el tuyo

  1. Querido Álvaro, en primer lugar, muchísimas gracias por tus amables palabras, es un placer saber que gusta lo que escribes y que, al menos, coincides con alguien en tus percepciones.

    La verdad es que he de confesarte que yo ya llevo algo de tiempo frustrado con el tema de la vestimenta masculina más clásica. Cada vez opto más por combinaciones “arriesgadas” como la que vas a utilizar en la boda y que además de aportarte algo que no te da el blanco, el negro o el azul marino, refleja ese espíritu en cierto modo inconformista que también debería representar la moda del s. XIX.

    Un placer tenerte entre nosotros y enhorabuena por la web, me ha encantado.

  2. Me he sentido muy identificado con la entrada, ya que estoy harto de la dictadura del blanco-negro o blanco-azul, parece que la gente no sabe salir de ahí.

    Vestir bien muchas veces no tiene porque estar reñido a lo tradicional, y menos hoy en dia. Hace tiempo que las cosas han cambiado en el mundo de la moda, y puedes ir elegante con combinaciones más atrevidas.

    En un mes tengo una boda y mi look va a ser: Americana de azul eléctrico de Silbon, camisa listada azul celeste de Carolina Herrera con corbata de punto azul de Zara, pantalón amarillo pastel muy apagado de Massimo Dutti, pañuelo de pasley azul y amarillo de Silbon y zapato MonkStrap de ante azul de Massimo Dutti, así que imagínate con esta combinación de colores muy tradicional no voy a ir.

    Un placer leerte y espero que sigas como hasta ahora

    Un saludo, Alvaro Gallego
    Tus amigos de http://www.bermatt.com

  3. Cierto, Piero, pero a veces uno cree que va disfrazado cuando realmente va como tiene que ir, por eso yo opto, sencillamante, pasar desapercibido dejando mi propia huella.

    Muchísimas gracias por tu aportación.

  4. no estoy de acuerdo con que si la gente no le da importancia al vestir no tengamos que dársela tampoco nosotros. A los actos hay que acudir vestido acorde con éste. No queramos imitar a actores y futbolistas que van a galas y ceremonias como si fueran a comer con los colegas. Si existe un dress code es para utilizarlo. Y si, alguien que va con un traje impecable y calza unos castellanos es que no sabe realmente nada, o realmente poco, de como debe de ir una persona vestida. Si lo miramos por otro lado, se puede uno alegrar de que la gente no respete las normas y principios del buen vestir, así los que vamos como debemos ir destacaremos sobre los demás e iremos mejor vestidos que ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑