Las 6 claves de la elegancia femenina.

Esta va a ser una entrada especial, muy especial, porque por primera y última vez voy a hablar de la elegancia femenina, eso sí, con el único objetivo de rendir tributo a una sola mujer, a una que precisamente hoy cumple 70 años: mi madre. Así es que he decidido dedicarle a ella unas palabras aquí, en el templo de la elegancia masculina, para tratar de adentrarme en un tema que muchas veces me ha rondado por la cabeza pero que nunca me había decidido a tocar. ¡Bienvenidas chicas, este es vuestro momento!

img_1943

No sería capaz de hablar con mucho criterio de lo que es la moda femenina, es decir, de qué se lleva o no durante esta temporada, de cómo combinan estos zapatos con aquellos bolsos o de cómo ir vestida al cóctel del embajador la noche del viernes; sin embargo, sí os puedo decir que a mi modo de ver hay algunas reglas que vosotras las mujeres -al igual que el resto de los mortales- debéis seguir para parecer un poco más elegantes, porque lo de serlo, lamento deciros, que no está al alcance de todos/-as.

1.- La elegancia de la mujer empieza por los pies -al igual que la de los hombres-, y con la variedad de zapatos que tenéis se os abre un abanico infinito de posibilidades para hacer y deshacer en esta compleja materia. Por lo que solo os puedo aconsejar: NADA de ir siempre con los mismos zapatos, NO, las zapatillas de deporte no cuentan como tales y SOLO, repito, solo es posible ir sin calcetines (por mucho calor que haga) en primavera-verano.

2.- De las partes de arriba y de abajo (pantalones, faldas, blusas, camisas, vestidos y demás) no atrevo si quiera a pronunciarme, ya que entraríamos en un terreno personal del que quiero huir a todas luces. Sentido común, saber estar y, sobre todo…también sentido del ridículo. En el fondo tenéis tantas posibilidades para combinar que será difícil que os equivoquéis, aunque pensándolo bien, nosotros estamos más limitados y habría que vernos a veces cómo salimos a la calle.

3.- Es cierto que una pasadita de maquillaje puede hacer milagros, pero por favor, no intentéis hacernos creer que sois otra mujer completamente distinta con el rímel, el colorete y otros tantos efectos especiales porque al final de la película el malo siempre sale y acaban por descubrirlo. La regla es bastante sencilla: más vale poco y bien que mucho y mal, tan fácil como eso.

4.- Los complementos son necesarios, claro que sí, pero ojo porque no pueden ser los protagonistas de vuestro estilo hasta el punto de hacernos olvidar todo lo demás. Unos pendientes chulos, un colgante molón o unas pulseras que peguen están bien, pero NO hace falta que lo llevéis todo junto, el mismo día, y para bajar a comprar el pan. La regla es en este caso muy clara: los árboles de Navidad son solo para Navidad.

5.- El bolso es esencial, lo entendemos, pero quizá viene a ser un poco grande para el propósito para el que se creó, ¿Donde están esos bolsos en los que casi no cabía nada? … supongo que en el mismo sitio donde están los móviles que cabían en el bolsillo de las monedas de un Levi’s 501. A lo que vamos, está muy bien que cambiéis de bolso a menudo, pero que eso no os haga perder de vista que quizá vale la pena tener unas decenas menos de bolsos pero los que tengáis, que aporten la personalidad suficiente como para acompañaros y estar verdaderamente a la altura de vuestra elegancia. La regla es en este caso concisa: más vale poco y bueno que mucho y malo.

6.- Un aspecto clave en la elegancia femenina es sin duda vuestro perfume. Si bien nosotros pasamos un poco más de ese elemento capital – ¡error! – las mujeres tienen la suficiente sensibilidad como para considerarlo una pieza clave en su dress code… algo que no se ve, que no se puede tocar pero que en cambio se percibe a muchos metros de distancia merece bastante más atención de la que los hombres le prestamos. La regla es sencillamente la moderación, porque quizá no exista otra arma más poderosa que ésa como carta de presentación.

¡Felicidades mamá, tú siempre serás la más elegante!

Anuncios

5 comentarios sobre “Las 6 claves de la elegancia femenina.

Agrega el tuyo

  1. Ya hace tiempo que esperaba alguna publicacion tuya para nosotras.
    Al fin!!!
    No es por darte coba pero has dado en todos los puntos importantes.
    Y lo de las zapatillas ha sido de lo mejor…
    Nunca defraudas, y esta vez no ha sido menos.
    Por cierto felicidades para tu madre.
    Solo espero que tengas la tentacion mas adelante de otro post dedicado a otra señorita elegante que dentro de poco sera tu niña.

  2. Hola Borja,
    Suscribo cada uno de tus consejos. Para mí -sin dudarlo- los zapatos son la clave… Y añadiría el pelo.
    Tu madre debe ser una mujer muy elegante, ¡basta con ver a su hijo!
    Saludos y buen fin de semana.

    Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑