Colorín colorado.

No soy ningún experto combinando colores, lo reconozco, yo diría que más bien todo lo contrario; sin embargo, me gustaría dejar claras un par de cuestiones a todos aquéllos que se afanan en ampliar deliberadamente el catálogo de colores que existe en la paleta de la moda masculina.

Sigue leyendo “Colorín colorado.”

Recuperando el estilo propio.

Reconozco que no hay look más agradable que el que se compone de una simple camisa y unos jeans. Sin embargo, soy de los que cree que una buena corbata de seda perfectamente combinada, en ocasiones, puede marcar la diferencia.

Este estilo de vida tan aburridamente uniformado que llevamos para trabajar ha hecho que perdamos el estilo propio. Por eso, yo apuesto por recuperar nuestra personal forma de vestir, nuestro estilo personal, nuestra forma de entender la elegancia.

Pues no es más elegante el que va mejor vestido sino aquél que, se ponga lo que se ponga, todos los reconocen como auténtico gentleman.

El kit de la elegancia masculina.

La tercera propuesta de regalo para estas Navidades se compone de tres complementos imprescindibles en el atuendo masculino, todos ellos de Harry’s, una marca española que he descubierto hace poco y que os puedo asegurar que dará mucho de qué hablar.

Pañuelo, tirantes y corbata, juntos como en la foto, o cada uno por separado, representan probablemente la máxima expresión de la personalidad masculina en lo que a vestimenta formal se refiere.

Es difícil ser original en el traje, los zapatos o el abrigo, sin embargo, una corbata o un pañuelo oportunamente combinados bien pueden marcar la diferencia entre lo normal y lo elegante.

La Boda, segunda parte.

Segunda boda del mes de septiembre con resultado desigual en muchos sentidos respecto a la anterior. Por mi parte, atuendo cuasi varaniego para soportar mejor el calor.

Espectacular el ambiente, perfecta la organización e inmejorable será el recuerdo que me quede de la misma.

En la foto, corbata knitted (que repetía de la anterior boda) con gemelos a juego, chaqueta azul marino, camisa celeste, pantalón beige, zapatos tassel azul marino, cinturón a juego y Patek Philippe para llegar a la hora.

La Boda, primera parte.

Como ya os comenté, tengo varias bodas por delante durante los próximos meses. La primera fue ayer sábado, en Valencia, con una temperatura buenísima a pesar de los calores de los últimos días.

Para la ocasión escogí una combinación bastante (demasiado incluso) casual: pantalón azul marino, chaqueta beige, camisa blanca y corbata knitted (que estrenaba ayer mismo), zapatos y cinturón marrones.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑