Pasión por los Tassel.

Lo reconozco, me ha pegado fuerte, estoy obsesionado. Si hace apenas un mes y medio me compraba unos Tassel azul marino, hoy les ha tocado el turno a estos de color marrón tostado, de pala baja, también de ante y con un diseño muy estilizado. En este caso de Harry’s, cómo no.

Reconozco que siempre me ha gustado este tipo de zapato, pero no ha sido hasta ahora que me he dado cuenta que están desplazando a todos los demás en el zapatero.

Son perfectos para un dress code tirando a relajado, informal. En mi caso la combinación ideal es con unos pantalones pitillo y unos happy shocks.

Sin dudarlo, mañana los estreno.

La Boda, segunda parte.

Segunda boda del mes de septiembre con resultado desigual en muchos sentidos respecto a la anterior. Por mi parte, atuendo cuasi varaniego para soportar mejor el calor.

Espectacular el ambiente, perfecta la organización e inmejorable será el recuerdo que me quede de la misma.

En la foto, corbata knitted (que repetía de la anterior boda) con gemelos a juego, chaqueta azul marino, camisa celeste, pantalón beige, zapatos tassel azul marino, cinturón a juego y Patek Philippe para llegar a la hora.

Fusión de clásicos.

La mayoría de nosotros solemos asociar el verano a las alpargatas de esparto y el otoño y primavera al Tassel o mocasín de “borlitas”. Sin embargo, hay marcas que prefieren no renunciar a nada y reinventar un zapato a través de la fusión de dos clásicos que, a mi modo de ver, tienen más en común de lo que parece.

Cruzando el río.

Tú dirás lo que quieras, pero sigo pensando que los pantalones tienen que quedar más bien cortos, sobre todo si son pitillo. Moda, horterada, no lo sé, pero a mi me encantan!

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑